Abono casero. Método Takakura. Reciclaje y abono orgánico.

Abono casero. Método Takakura. Reciclaje y abono orgánico.

Para tener éxito en la realización del abono casero con el método Takakura, lo más importante es hacer una buena selección de cáscaras de verduras y frutas. Como, por ejemplo: Papaya, Manzana. Uvas, Aguacate, Pimiento, Berenjena, Calabacín, etc.

La idea, es utilizar los microorganismos que están alrededor de las cascaras. Las cascaras de las uvas tienen una gran carga microbiológica, por ello, es una buena elección. Si podemos elegir productos orgánicos o ecológicos, mucho mejor.

Primer paso; Soluciones líquidas.

Vamos a preparar las soluciones liquidas que vamos a usar para el método Takakura.

Solución 1

Ingredientes:

  • Cáscaras de verduras y frutas. 300-400g
  • 500 Mililitros (Ml) de agua.
  • Sal

Preparación:

  1. Pelaremos las verduras y las frutas, quedándonos con las cascaras.
  2. Una vez que tenemos las cascaras, las introducimos en una botella de plástico o cristal. Todas las cascaras tienen que ir bien picadas o troceadas.
  3. Añadimos el agua y la sal. La proporción será de tal forma que el producto quede súper salado.

Nota: Podemos utilizar también pequeños trozos de carne, bien picados. Los tubérculos no se utilizan en el método Takakura, porque sus cascaras tienen mucha tierra.

Solución 2

Ingredientes:

  • Queso tierno – 200 gr. Cortado en cachos pequeños.
  • Yogurt – 200 gr. Liquido o normal.
  • 3 cucharas pequeñas (café) de levadura. Preferentemente levadura fresca. Si no disponemos de levadura, le podremos sustituir por un poco de vino.
  • Azúcar – 2 o 3 cucharas soperas. Si es azúcar moreno, panela o melaza, mejor.
  • 500 ml de agua.

Preparación:

  1. En una botella de plástico o cristal (5L) introducimos los 1.500 ml de agua, el queso, el yogur, la levadura y el azúcar.
  2. Agitamos enérgicamente la botella para que se mezclen bien todos los componentes.

Una vez que tengamos las dos soluciones (la salada y la dulce) la dejamos reposar en un lugar oscuro y a una temperatura siempre superior a 18º, durante tres a cinco días.

Segundo paso

Semilla del método Takakura

Ingredientes:

  • Harina – 1Kg
  • Cáscara de arroz – 20 a 25 L. La podremos encontrar en los viveros.
  • Hojarascas y hongos. Semilla de microorganismos, lo podemos conseguir en los mantillos de los bosques o montes. También podemos utilizar Imos que tengamos almacenados.
  • Preferentemente de lluvia, sin cloro.

Materiales:

  • 2 Barreños o cubos grandes.
  • 1 Pala de jardinería.
  • Papel de periódico.

Preparación de la semilla.

  1. En un recipiente bien ancho (barreño) echamos la cascarilla de arroz.
  2. Añadimos las soluciones anteriormente realizadas y almacenadas. La solución 1 (cascaras de frutas y verduras) la colaremos, evitando echar las cascaras en la cascarilla de arroz.
  3. Mezclamos bien con la pala y añadimos la hojarasca del bosque o monte. Removemos bien todo el compuesto de abajo, arriba. Con la idea, que la humedad se reparta muy bien por la cascarilla de arroz y se mezclen bien todos los microrganismos. Atentos/as que no se quede apelmazado, sino bien compactado.
  4. Añadimos la harina, que nos va a servir de alimento para los microrganismos. Es importante que se mezcle muy bien para que el alimento, quede bien repartido en el compuesto.

Nota: Si vemos que el compuesto está muy seco añadiremos agua lentamente. La mezcla tiene que quedar bien húmeda, pero sin llegar a chorrear agua. Para cerciorarnos que lo hemos hecho bien, le haremos la prueba del puño. Que consiste en apretar el compuesto con el puño y observar que solo caen unas gotas.

  1. En un lugar que no nos estorbe, colocamos hojas de periódico en el suelo. Echamos la semilla sobre los mismos y la colocamos haciendo un montón, como si fuera una montaña de arena de playa.
  2. Cubrimos el motón con más periódicos y dejamos reposar unos cinco días. Así conseguiremos que los microorganismos colonicen el medio. Además, con los periódicos protegeremos la semilla de insectos y subiremos la temperatura del mismo.

Tercer paso

Caja respirable

Vamos a preparar lo que va a ser “la casa de los microorganismos” mediante una caja de plástico (cervezas o refrescos). Tendremos en cuenta que la caja tenga bastantes orificios transpirables por todos los lados. Para que el compuesto este bien oxigenado y los imos no se nos mueras.

La caja, la vamos a recubrir por dentro con un cartón a medida. De tal forma que no quede ningún hueco dentro de la misma. Nos ayudaremos de cinta corrugada (cinta de los pintores), para tapar todas las rajas o huecos de las uniones del cartón. Es importante utilizar esta cinta, ya que es transpirable. Con lo cual nos dejara que entre el oxígeno al cultivo de microorganismos. Taparemos bien todos los huecos del cartón con esta cinta, para evitar la proliferación de huevos de insectos.

Transcurridos los cinco días de reposo de la semilla, la destaparemos y observaremos si hay micelios construidos y si la pila está caliente. Esta verificación nos dirá si hemos realizado bien la semilla. Si es así, la introduciremos dentro de la caja que nos hemos fabricado. La caja respirable J

Cubriremos la caja con papeles de periódico y un cacho de tela transpirable. Con el objetivo que no entren insectos y mantener la temperatura del compuesto.

Podemos decir que ya tenemos la semilla con el método Takakua.

Cómo mantener la semilla takakua con vida.

El método Takakura se alimenta de residuos orgánicos que se producen a nivel particular en cocinas. Así que echaremos estos restos, eso sí, bien picados a la caja transpirable con la semilla Takakura.

Podemos echar restos de verdura, carnes, frutas. Restos podridos de comida del frigorífico (picados bien finos y calentados al microondas). Los microorganismos se alimentan sobre todo de carbohidratos.

No podemos echar semillas y compuestos duros que dificulten la descomposición.

Cada vez que introduzcamos restos orgánicos a la semilla Takakura, tendremos que remover bien el compuesto. Si no los microrganismos anaeróbicos se morirán y el olor de la pila será desagradable.

Consejos

  • Remover bien la pila todos los días.
  • A la hora de añadir restos orgánicos, píquenlos finamente.
  • En unos tres meses podremos utilizar el compuesto en nuestros cultivos.
¿Qué te ha parecido el artículo? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Método Takakura

Enlaces relacionados

Video del método Takakura

Suscribete a nuestro canal de youtube.


Productos relacionados

24,61€
26,05
12 Nuevo Desde 19,06€
Amazon.es
Envío gratuito
7,38€
2 Nuevo Desde 1,50€
Amazon.es
Envío gratuito
6,56€
8 Nuevo Desde 1,42€
Amazon.es
Envío gratuito
16,90€
4 Nuevo Desde 16,90€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 18/04/2018 00:12
  • 5
    Shares

Deja un comentario